México, entre los países que lideran en fraudes electrónicos

Odoo CMS- Sample image floating

A mayor crecimiento de la banca en línea, mayor es el riesgo de ser víctima de un fraude electrónico. En México, los bienes digitales, como venta de boletos de avión, o recargas de telefonía celular, son los más susceptibles de este fenómeno.

Rodrigo Naranjo, vicepresidente y director de operaciones de Vesta Corporation para América Latina, dijo a El Economista que el comercio electrónico en México y Latinoamérica está creciendo a niveles exponenciales, por lo que la vulnerabilidad de las empresas en comercio electrónico es más alta debido a que los ataques pueden venir desde fuera de México y puede ser realizado a través de cualquier dispositivo.

Dio como referencia estudios de la industria que revelan que las empresas destinan cerca de 18 a 20% del total de las ventas a combatir el fraude. “Al destinar un recurso tan alto, en ocasiones las empresas toman como una solución cerrar los canales digitales, pero a la larga resulta más costoso, pues pierden clientes y reportan bajas en ventas”.

Al 2017, México tuvo 37.9 millones de compradores en línea y está proyectado llegar a 55.3 millones para el 2020.

Según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online, en el 2016 el crecimiento en ventas en el comercio electrónico cerró por debajo de 30% y acumuló ingresos por 329,850 millones de pesos, un alza de 28.3% respecto al 2015. Mientras que, de acuerdo con datos de Vesta, en los últimos cinco años, 56% de los consumidores en México ha sido defraudado a través de sus tarjetas. Para el 2016, el crecimiento de los fraudes fue de 19% respecto del 2015.

“A pesar del crecimiento del comercio electrónico, los comerciantes en México están luchando para contener las pérdidas por fraudes”, dijo el directivo.

Se estima que casi un tercio de los comerciantes prueban y adoptan soluciones avanzadas, pero no continúan usándolas.

Sin embargo, a medida que las empresas se robustecen tecnológicamente, los hackers se vuelven más sofisticados y los riesgos superan las capacidades internas. Mientras que, en el 2017, los comerciantes electrónicos en Estados Unidos perdieron 8% de sus ingresos anuales por fraudes.

El director de operaciones de Vesta destacó que México, al igual que Brasil, Argentina y Colombia, lideran la realización de fraudes electrónicos. Explicó que en el caso de México, una de las variables que inciden es el crecimiento de e-commerce.

Fuente: El Economista

Share