México, de los primeros en demostrar iniciativas Antilavado en Fintech

Odoo CMS- Sample image floating

Ante la necesidad de crear mecanismos de prevención de blanqueo de capitales para el ecosistema de la tecnología financiera (fintech), el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo busca conocer iniciativas que se dan en distintas partes del mundo al respecto. En este sentido, México ha sido uno de los primeros países en mostrar la regulación que tiene preparada para este fin.

Desde hace algunos meses, la presidencia del GAFI, representada por el argentino Santiago Otamendi, ha resaltado la necesidad de que los nuevos actores del sistema financiero internacional, como las plataformas fintech, se apeguen a los estándares emitidos por el grupo para prevenir el blanqueo de capitales en su operación.

Es por eso que recientemente este organismo habilitó dentro de su página web un espacio para que los países miembros den a conocer los avances regulatorios que han tenido en la materia.

“Es una plataforma para que la red global antilavado del GAFI presente sus iniciativas y desarrollos en esta área (fintech) desde una perspectiva de prevención, genere conciencia y centralice esta información para el beneficio mutuo de los gobiernos y el sector privado de manera más amplia”, detalla el organismo.

En este contexto, México es uno de los pocos países que ha aportado información al respecto, pues hace algunas semanas se promulgó la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech, la cual está basada en cinco principios, y uno de ellos es la prevención de lavado de dinero.

México es considerado como el ecosistema fintech más grande de América Latina, con alrededor de 250 startups en operación. La Ley Fintech reconocerá dos tipos de instituciones de tecnología financiera, las de fondeo colectivo y las de pagos electrónicos, además de que permitirá la operación de activos virtuales y contemplará un espacio para probar modelos novedosos, no previstos en la regulación referida.

En lo demostrado por México en dicho portal, se informa que la Ley Fintech es un marco general que refleja la regulación ya existente en el país sobre prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, la cual está alineada con los estándares del GAFI.

Asimismo, detalla que dicho marco regulatorio para el sector fintech faculta a las autoridades, como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para emitir reglas secundarias, las cuales tendrán que garantizar una adecuada identificación del cliente, la seguridad y privacidad de la información; la identificación de los beneficiarios finales y una implementación de una metodología antilavado basada en riesgos.

También dichas reglas tendrán que exigir un fortalecimiento de capacidad institucional para que las fintech puedan cumplir con las disposiciones antilavado pertinentes.

La presentación de la SHCP explica que para que esto sea una realidad, también se tuvo que reforzar el marco regulatorio antilavado ya existente para el sistema financiero tradicional.

“En febrero del 2017, México concluyó un proceso de enmienda regulatoria que comenzó en el 2016, para reforzar y completar la incorporación de las recomendaciones del GAFI al marco regulatorio nacional”, acota la presentación.

Con este reforzamiento, el marco regulatorio ya cuenta con elementos recomendados por el GAFI, tales como un enfoque basado en riesgos, la debida diligencia del cliente, mejorar los tiempos para enviar información de operaciones sospechosas, establecer las reglas para las relaciones entre las entidades y así evitar el de-risking y mejorar las normas para una efectiva identificación del cliente, en especial de las personas políticamente expuestas.

En la última evaluación que el GAFI realizó a México respecto a su lucha contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, el organismo expuso que si bien estas medidas han dado resultados concretos, el éxito total de las mismas dependerá de su correcta implementación.

En dicha evaluación, el GAFI destacó que aunque México ha avanzado significativamente en algunas áreas del régimen de prevención de lavado, todavía hay un alto riesgo de blanqueo de capitales proveniente principalmente de actividades relacionadas a la delincuencia organizada, tales como tráfico de drogas, extorsión, corrupción y evasión fiscal.

A LA PAR DE AUSTRALIA Y ALEMANIA

Otros de los países que han demostrado al mundo su actuar para prevenir el lavado de dinero en el ecosistema fintech son Alemania y Australia.

En la plataforma se explica que en Alemania las autoridades han aplicado mecanismos para prevenir este ilícito en terrenos de tecnología financiera, en especial, en el de activos virtuales, con el fin de regular los intercambios de divisas digitales.

“La ley cubre el intercambio de una moneda fiduciaria (de curso legal) a monedas digitales de alto riesgo como el bitcoin”.

Respecto a Australia, se detallan los aspectos que ha impulsado la autoridad de este país en el tema, en específico en la identificación del cliente en transmisiones de video, es decir, sin que las partes estén en el mismo lugar. Asimismo, las delegaciones de Jersey y Gibraltar también han subido sus avances en la materia.

“El GAFI apoya firmemente la innovación financiera responsable que está en línea con los requisitos de prevención de lavado... y continuará explorando las oportunidades que las nuevas tecnologías financieras y reglamentarias pueden presentar para mejorar la implementación efectiva de las medidas antilavado”, acota el organismo.

LEY FINTECH Y EL TEMA ANTILAVADO:

· Una adecuada identificación del cliente.

·  Seguridad y privacidad de la información.

·  Implementación de un enfoque basado en riesgos.

·  Mejorar la capacidad institucional para que las fintech puedan cumplir con los requerimientos en la materia.

Fuente: El Economista