Conferencia en París para combatir el financiamiento al terrorismo

Odoo CMS- Sample image floating

Los ministros de 80 países y cerca de 500 expertos se reunieron en París para una conferencia sobre la lucha contra el financiamiento de grupos terroristas como Estado Islámico y Al-Qaeda.

Los ataques terroristas se han vuelto cada vez menos costosos desde el atentado del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, particularmente en los últimos años, ya que los seguidores del autodenominado grupo Estado Islámico (EI) han utilizado vehículos y armas como su principal arma.

Pero las autoridades francesas siguen preocupadas por las reservas financieras que el grupo EI acumuló entre 2014 y 2016 cuando gobernó grandes extensiones de territorio rico en petróleo en Irak y Siria.

Un funcionario de la presidencia en Francia informó a los periodistas el martes 24 de abril que los ingresos del grupo EI estaban estimados en alrededor de 1.000 millones de dólares al año. "Estos grupos son muy hábiles en el uso de técnicas sofisticadas para mover los recursos financieros", dijo el funcionario que ocultó su identidad.

"El grupo Estado Islámico se financió a sí mismo controlando un territorio. Sabemos que saqueó el oro de Mosul, que hizo retiros de todas las actividades económicas locales: algodón, petróleo, bienes culturales ", dijo Bruno Dalles, el jefe de Tracfin (una sección del ministerio de Hacienda francés dedicada a combatir operaciones financieras ilegales, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo) le dijo al diario francés Le Parisien el miércoles 25 de abril.

"Pero desde sus derrotas militares, el grupo EI ha vuelto a la clandestinidad y ahora debe volver a sus fuentes externas de microfinanciamiento. Para eso utiliza recolectores de fondos, una especie de banco clandestino, a menudo con sede en Turquía o Líbano, que toman un pequeño porcentaje en el camino. Hoy, el problema es saber dónde estarán sus próximos recolectores ", dijo Dalles.

El fiscal de París, François Molins, dijo al mismo periódico que "hay que tener en cuenta que un ataque no es muy costoso de organizar". Por eso citó ataques que cobraron 147 vidas en París y sus suburbios en 2015. "Estimó que los terroristas necesitaron 25.000 euros para los ataques de enero de 2015 y 80.000 para los del 13 de noviembre".

La idea de la conferencia de dos días, que se cerrará con un discurso del presidente francés, Emmanuel Macron, el jueves en la tarde, es para compartir experiencias y buenas prácticas que pueden implementarse a nivel internacional.

El grupo EI se enfrenta a una inminente derrota en el campo de batalla en Siria, pero los expertos advierten que su ideología seguirá viva. Según Peter Neumann del King's College en Londres, la lucha contra el financiamiento de los grupos terroristas ha sido ineficaz desde 2001.

En un informe de 2017 titulado "No sigas el dinero", argumentó que los ataques terroristas de bajo costo eran fáciles de montar y mostraban cómo los grupos yihadistas podían transferir dinero fácilmente sin usar el sistema bancario internacional.

Fuente: france24.com

Share