CAME se prepara para un 2018 muy volátil

Odoo CMS- Sample image floating

Ante la esperada volatilidad en el mercado mexicano por las elecciones presidenciales del próximo año, la sociedad financiera popular (sofipo) Consejo de Asistencia al Microemprendedor (Came) se adelantó y regresó por financiamiento al mercado bursátil, explicó el director general de la firma, Federico Manzano.

“Lo que hemos visto es que muchas empresas se están financiando porque el mercado está en buenas condiciones y fue lo que hicimos con una emisión a tres años. Estamos buscando financiarnos a más largo plazo para brindar el 2018 que puede ser un año de volatilidad”, sostuvo el directivo.

El pasado 24 de octubre, el Came realizó la tercera emisión de certificados bursátiles en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por 200 millones de pesos, de un programa vigente por 1,000 millones de pesos.

La emisión tiene un plazo de tres años y fue colocada a una tasa de interés interbancaria de equilibrio más 200 puntos, con una garantía de 40% por parte del International Finance Coporation, del Banco Mundial.

“Si el próximo año el mercado está en condiciones para emitir lo haremos y si las condiciones no son las adecuadas porque es un año electoral y puede haber mucha volatilidad tenemos las líneas suficientes para (soportar el) 2018”, sostuvo.

Manzano explicó que optaron por el financiamiento bursátil como una estrategia para diversificar sus fuentes de fondeo. Actualmente tienen colocados en el mercado 400 millones de pesos y disponibles otros 600 millones.

La financiera ha realizado tres emisiones en el mercado de deuda local. La primera por 200 millones de pesos, la cual fue saldada y con ella otorgaron créditos a más de 22,000 clientes, con una tasa mensual de 4% y préstamos promedio de 9,000 pesos.

Came es una sofipo, que otorga préstamos a la población que quiere iniciar una actividad productiva; que quiere hacer crecer su micronegocio como una miscelánea, una fonda, ventas por catálogos, farmacias, por citar ejemplos.

Diversificación

El directivo de la compañía explicó que sus fuentes de financiamiento están diversificadas; cuentan con líneas de crédito con la banca comercial y la de desarrollo. Mientras que el ahorro de sus clientes que representa más de 60% de la cartera financiada.

Came tiene una red con más de 240 sucursales prácticamente en todo el país, con excepción de Baja California Sur.

Con la emisión de bonos buscan seguir creciendo y consolidarse en los estados en los que operan.

“Este año no hubo apertura de sucursales, sino más bien de consolidación de las que ya teníamos. vamos a cerrar con el mismo número de sucursales”.

Fuente: El Economista

Share