Bancos y otros intermediarios financieros se desaceleraron crédito, en el 2017

Odoo CMS- Sample image floating

No sólo fue en la banca comercial, sino también en la banca de desarrollo y otros intermediarios no bancarios, en los que el crecimiento del crédito se desaceleró en el 2017.

En su Reporte sobre Ahorro y Financiamiento para el tercer trimestre del 2017, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) detalla que en septiembre pasado la cartera de crédito total (todos los jugadores) creció 2.3 contra 9.2% registrado en el mismo periodo del 2016. El saldo se ubicó en 7.3 billones de pesos.

La banca múltiple siguió como el sector con la cartera más grande de todos con 4.3 billones de pesos, pero fue éste también uno de los que mostró una desaceleración mayor, pues mientras a septiembre del 2016 había repuntado 9.5%, un año después, el alza fue de 3.0 por ciento.

En la banca de desarrollo, la cartera alcanzó un saldo de 627,182 millones de pesos, con un decrecimiento anual de 1.4%, cuando en septiembre del 2016 se había mostrado un aumento de 9.6 por ciento.

En los intermediarios no bancarios regulados, el crecimiento pasó de 158% anual en el 2016 a 5.7% en septiembre del 2017. El saldo de estos jugadores acumuló 487,874 millones de pesos.

Esta baja se debió, principalmente, a una desaceleración mayor en las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) reguladas, que normalmente son los brazos de los bancos para operar sus tarjetas de crédito. Aquí, mientras en septiembre del 2016 hubo un crecimiento de cartera de 606%, un año después fue de apenas 5.1 por ciento.

De acuerdo con el reporte de la CNBV, en las cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) y sociedades financieras populares (sofipos), la cartera alcanzó a septiembre pasado 104,768 millones de pesos y un crecimiento anual de 6.8%, cuando un año previo el aumento fue de 10 por ciento.

Contrario a esta tendencia, en las uniones de crédito y los almacenes generales de depósito hubo un mayor crecimiento al ser de 7.9 y 5.7%, respectivamente, cuando un año previo fue de 7.4 y -5.3% por ciento.

La cartera de las sofomes no reguladas alcanzó un saldo de 17,907 millones de pesos. Aquí, mientras a septiembre del 2016 se registraba un decrecimiento de 92.1%, en septiembre pasado hubo una recuperación con un crecimiento de 10 por ciento.

En cuanto al Infonavit, la segunda entidad que más crédito otorga en el país, sólo por debajo de la banca comercial, su cartera se ubicó a septiembre pasado en 1.3 billones de pesos, un crecimiento anual de 0.4%, pero menor a 4.9% de un año previo.

En el Fovissste, por su parte, la cartera creció 2.8% en septiembre del 2017 contra 2.7% del 2016 y en el Infonacot decreció 1.5% contra un crecimiento de 28.6% el año previo.

La banca múltiple, que tiene la mayor cartera, explicó que esa desaceleración del crecimiento, en el 2017, obedeció a factores como la incertidumbre y volatilidad, además del aumento de tasas que se ha venido dando desde hace ya varios meses.

Para el 2018, la banca espera que, pese al entorno de volatilidad que seguirá por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y el proceso electoral de julio, el crédito siga creciendo aunque no a los mismos niveles de años previos.

En cuanto a la captación de intermediarios, ésta también mostró una ligera desaceleración a septiembre pasado cuando creció 9.6% anual contra 9.7% del 2016 y un saldo de 7.3 billones de pesos.

En la banca múltiple y de desarrollo, la captación presentó un crecimiento de 4.3% (contra 11% del 2016); en socaps y sofipos, 5.4% (contra 11.6%), y en uniones de crédito, 0.7% (contra 8.5 por ciento).

Fuente: El Economista

Share