Unión Europea pone en “lista negra” a 17 países considerados paraísos fiscales

Odoo CMS- Sample image floating

La Unión Europea estableció una “lista negra” de 17 países que considera como paraísos fiscales, entre ellos Panamá, Corea del Sur, Trinidad y Tobago, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos o la isla de Guam –que pertenece a Estados Unidos–, y emplazó a otras 47 jurisdicciones en el mundo para que reformen sus tributarios, a más tardar, el próximo año.

La lista, que la UE pretende utilizar para enviar una “señal fuerte” a las jurisdicciones que implementan políticas tributarias “dañinas”, no considera sanciones severas: la única medida coercitiva consiste en impedir el envío de fondos europeos a los países enlistados, excepto en materia de ayuda para el desarrollo.

Además, el listado elaborado por la UE resulta mucho más reducido que una lista de paraísos fiscales publicada por la organización Oxfam la semana pasada para presionar a los funcionarios europeos. En esta lista figuraban 37 jurisdicciones, cuatro de ellas integrantes de la UE.

Tanto individuos como empresas utilizan los paraísos fiscales para incorporar sociedades offshore, que benefician de tasas de recaudación bajísimas –o nulas– y a menudo garantizan el anonimato del operador del esquema.

Investigaciones periodísticas globales recientes, como los Panama Papers o los Paradise Papers revela  personajes más ricos y poderosos del planeta abusaron de los paraísos fiscales para lavar dinero, evadir impuestos o acumular ganancias a espaldas de las autoridades de sus países.

La Unión Europea también amenazó a las jurisdicciones de las Bermudas, las Islas Caimán, Guernsey, la Isla de Man, Jersey y Vanuatu de agregarlas a la lista negra en el caso de que se negaran a cambiar sus sistemas fiscales, los cuales “facilitan las estructuras offshore que atraen las ganancias sin actividad económica real”.

La investigación Paradise Papers desnudó miles de estructuras incorporadas en las Bermudas, las Islas Caimán y la Isla de Man por individuos y empresas transnacionales, que enviaron millones de dólares hacia entidades de papel incorporadas en estas jurisdicciones, que no cobran impuestos corporativos.

La UE consideró que los regímenes tributarios de algunos países como Suiza, Uruguay, Hong Kong, el Liechtenstein o Turquía resultan “dañinos”, y exigió a sus gobiernos que adopten nuevos modelos en 2018.

El economista Richard Murphy, director de la organización Tax Research, establecida en Gran Bretaña, tachó de “irrelevante” la lista de la UE, pues observó que el organismo no incluyó en ella algunas de las jurisdicciones más utilizadas como paraísos fiscales, ya sean Irlanda, Holanda, Malta, Luxemburgo o Chipre, por ejemplo.

Eva Joly, vicepresidenta de la Comisión de Investigación sobre los Panama Papers en la Unión Europea, denunció que “las negociaciones políticas llevaron a poner de lado (de la lista) paraísos fiscales famosos, como los territorios offshore británicos, Hong Kong, Qatar, pero también Suiza y Estados Unidos”.

Fuente: Proceso

Share