Odoo CMS- Sample image floating

La agencia antidrogas estadunidense –la Drug Enforcement Administration (DEA)– advierte que el cártel de Los Zetas ha disminuido “significativamente” su poderío debido, principalmente, a sus luchas internas. Hoy se encuentra fracturado en dos grupos. Se mantiene como una de las seis principales organizaciones mexicanas traficantes de drogas.

En su más reciente informe, 2017 National Drug Threat Assessment, la DEA recuerda que Los Zetas nacieron como cártel cuando, a principios de 2010, se separaron del Cártel del Golfo. “En el momento de la ruptura, Los Zetas controlaban el narcotráfico en gran parte del este, centro y sur de México”.

De acuerdo con el documento, hoy se encuentran en franco retroceso, “debido a la presión de los cárteles rivales, la aplicación de la ley mexicana y los conflictos internos”. Señala que “la influencia de Los Zetas ha disminuido significativamente en los últimos años”, aunque siguen siendo uno de las seis principales cárteles mexicanos del narcotráfico.

Los Zetas actualmente están divididos en dos facciones rivales: el Cártel del Noreste y Los Zetas Vieja Escuela.

Los Zetas han traficado con la mayoría de las drogas ilegales a través de la frontera entre Del Rio y Falcon Lake, Texas. Su sede se encuentra en Nuevo Laredo, Tamaulipas, México. “Los miembros de Los Zetas actualmente trafican cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a través de centros de distribución en Laredo, Dallas, Nueva Orleans y Atlanta”.

En su informe, la DEA señala que las detenciones de altos dirigentes de Los Zetas disminuyeron las operaciones de la organización en Laredo, pero aumentaron las actividades de tráfico a través del corredor de Nuevo Laredo. “Es probable que esto se deba a que los traficantes independientes aprovechan la reducción del control de Los Zetas en el área debido a las luchas internas”.

El documento sólo identifica como principales líderes a Juan Gerardo Treviño Chávez, el Huevo, y a Juan Francisco Treviño Chávez, el Kiko, preso desde 2016.

Los Zetas iniciaron como pistoleros del Cártel del Golfo. Se trataba de un grupo de 40 militares de elite, del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, muchos de ellos entrenados en Estados Unidos, que fueron cooptados por el capo Osiel Cárdenas.

Fuente: Contralínea

Share