¿Cuánto valen tus datos personales en el mercado negro?

En los últimos meses, se han realizado hackeos informáticos a gran escala o realizado a alguna figura destacada que pone en tela de juicio la seguridad en la Red.

Odoo CMS- Sample image floating

El último gran caso ha sucedido en Italia con los antiguos primeros ministros Matteo Renzi y Mario Monti, además del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, como principales afectados en el robo de información confidencial de instituciones, políticos y empresarios.

El valor comercial de los datos es cada vez mayor, aunque esto no significa que se tenga que firmar un cheque en blanco para hacerse con ellos, ya que precisamente el aumento del interés por ellos también ha disparado el número de hackers que se dedican al mercado negro.

 A pesar de ello, aún se siguen pidiendo grandes sumas a modo de rescates cuando la información afecta de lleno a un negocio. Fue, por ejemplo, el caso de una compañía médica que se negó a pagar 20,000 euros y que finalmente vio cómo los datos médicos de cientos de sus clientes aparecían publicados en Internet.

El informe "El comercio clandestino de datos", elaborado por McAfee Labs, alerta, sin embargo, de que el mercado de la información digital robada puede afectar a todo el mundo, ya que incluso se pueden encontrar fácilmente en la Red piratas que, por menos de 10 euros, ofrecen accesos premium e ilimitado a servicios tan populares como HBO o Netflix, mientras que quien prefiera contratar un canal de deportes puede quedarse con la cuenta de otro usuario por menos de 15 euros.

Ni siquiera las opciones gratuitas se libran en ocasiones del hackeo, ya que, por ejemplo, hacerse con la contraseña de un usuario de Skype cuesta poco más de medio euro. Eso sí, los piratas aconsejan a sus compradores que no modifiquen los datos para que la persona afectada no se percate de que hay otra enganchada a su cuenta y anule la suscripción.

Datos bancarios

Partidos de fútbol, tarjetas de fidelidad y hasta cómics se han unido en los últimos tiempos a una lista en la que, no obstante, los datos financieros siguen copando los primeros puestos en el ránking de precios de información digital en el mercado negro.

Sin embargo, hacerse con un perfil de vendedor con una reputación online intachable en páginas de subastas online del tipo eBay es el líder indiscutible de este negocio oscuro, con un precio de algo menos de 1,400 euros.

Las cuentas de servicios de pago online son muy atractivas para los ciberladrones. En este caso, el precio se fija según el saldo que tenga en ese momento y por el que se puede llegar a pagar hasta 300 euros para aquellas que cuentan con más de 5,000 euros.

Las tarjetas de débito o crédito tampoco se salvan. En estos casos, McAfee Labs reconoce que la casuística es tan grande como tarjetas hay en el mercado, lo que repercute en los precios finales.

La información que está a la venta online se ofrece en paquetes muy diversos que van desde las tarjetas conseguidas de forma aleatoria (en cuanto al banco y al tipo de documento) con el CVV2 (los tres dígitos que aparecen en la parte posterior y que suelen ser pedidos para hacer pagos online como medida de seguridad) hasta aquellas que cuentan con todos los detalles tanto de la propia tarjeta como del propietario de la misma (nombre y apellidos, DNI y fecha de nacimiento). Los precios entre unas y otras pueden llegar a ser del doble, aunque los más caros ni siquiera alcanzan los 50 euros.

Los ciudadanos de la Unión Europea pueden estar contentos, ya que su información personal es la que más alto cotiza en Internet. La diferencia de precio entre una tarjeta obtenida de forma aleatoria en una base de datos pirateada en Estados Unidos y otra en Europa va desde los poco menos de 5 euros hasta los casi 30 euros.

Un negocio cada vez más profesionalizado

Aunque hay mucho pirata que precisamente lo que busca es engañar a los posibles compradores exigiéndoles un dinero a cambio de nada, otros muchos hackers han tenido que reaccionar ante estas prácticas e ingeniárselas para lanzar promociones que avalen la veracidad de sus ofertas.

Los pantallazos con la información que han conseguido es la fórmula más sencilla, pero también es posible encontrar vendedores que ofrecen pequeñas muestras de un paquete más grande o hasta vídeos en los que se muestran pruebas visuales. Los foros con comentarios positivos son también algunas de las herramientas de marketing que más utilizan estos cibercriminales.

Sin embargo, los piratas informáticos más sofisticados añaden a sus ofertas una especie de pólizas de sustitución. McAfee Labsexplica que se trata de un sistema en el que se garantiza una nueva tarjeta o cuenta en el caso de que, por ejemplo, no contuviera el saldo anunciado.

Fuente: El Economista

Share