Cerca de 200 socaps básicas sin indicio de operación

Odoo CMS- Sample image floating

De las más de 400 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) de nivel básico que existen en el país, cerca de 200 entidades de este tipo están ilocalizables, es decir, no se tienen indicios de si continúan operaciones.

Las socaps de nivel básico son aquellas que tienen activos menores a 2.5 millones de Udis (menos de 15 millones de pesos) por lo que no requieren ni el aval para operar ni estar supervisadas por la autoridad financiera como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV); sin embargo, tienen que ser evaluadas por el Comité de Supervisión Auxiliar del Fondo de Protección Cooperativo (Focoop) para determinar su viabilidad o en su caso cerrar sus puertas.

Asimismo, las socaps de nivel básico no ofrecen la protección al ahorro de hasta 25,000 Udis (147,000 pesos aproximados) como en las más de 150 socaps autorizadas, mismas que rebasan los 2.5 millones de Udis en activos y que requieren el aval de la CNBV para operar y ser supervisadas por este organismo.

En el proceso de evaluación que realiza el Focoop, tal y como se estipuló con las reformas al marco normativo del sector, en abril del 2014, no se han tenido noticias de cerca de 200 socaps de nivel básico, por lo que para la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex) son entidades que sólo están en el registro pero que posiblemente ya no existen.

“Pudieron haberse creado sólo para un proyecto en específico pero nunca operaron (...) Nadie tiene las facultades para darlas de baja en el registro, están inflando estadísticas que parecieran malas pero en realidad no hay nada en riesgo, no pasa nada y no existen”, explicó César Zepeda Prado, presidente de la Concamex.

De acuerdo con la última información del Focoop, estas 200 socaps de nivel básico concentran a casi 100,000 socios y suman poco más de 500 millones de pesos en activos.

Aunque no son localizables, algunas de estas 200 (cerca de 170) ya fueron clasificadas en D, debido a que no presentaron su información dentro de los plazos y términos estipulados, por lo que por “protección del patrimonio de sus socios, deben abstenerse de celebrar operaciones de captación e iniciar su disolución y liquidación”, según la ley que regula a este tipo de entidades.

“El Comité de Supervisión Auxiliar cancelará el registro de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo de nivel básico que por haber sido evaluadas en categoría D se les ordene su disolución y liquidación”, se puede leer en las reformas del 2014 al marco normativo de este sector. Asimismo, el Focoop todavía no evalúa a 29 socaps de nivel básico.

LIMITANTE PARA EL RESCATE

Como lo estipula la ley, las socaps de nivel básico clasificadas en D tienen que abstenerse de continuar operaciones; sin embargo, existe una limitante para que estas entidades salgan del sistema financiero de manera ordenada, de acuerdo con Zepeda Prado.

Según el presidente de Concamex, las socaps clasificadas en nivel D sólo pueden acceder al esquema de pago a ahorradores contemplado por el Fideicomiso Pago, el cual fue creado para darle salida a aquellas cooperativas sin perjudicar a sus socios; no obstante, no les da la opción a estas entidades de ser rescatadas por las organizaciones autorizadas.

“La ley cerró el paso para que las socaps (básicas) que estén en D pudieran acceder al esquema de transmisión de activos y pasivos a una socap autorizada (...) es importante ver y ajustar esa parte para que en la medida de lo posible se pueda apoyar a socaps de nivel básico que por su estructura no pudieron pasar la evaluación”, explicó Zepeda Prado.

Con esto, las socaps básicas clasificadas en D sólo pueden acceder al esquema del pago a ahorradores, donde se liquida a éstos hasta por 167,000 pesos.

Fuente: El Economista

Share